El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

Quiromancia. Los montes de la palma de la mano

 Quiromancia. Los Dedos - 2

Por el contrario, si se puede doblar hacia fuera formando un arco, señala a una persona complaciente, dispuesta en todo momento a acomodarse a los demás. El dedo pulgar es importante en quirología tanto por sí mismo como por ser un elemento corrector de los significados de los demás dedos, que en algunos aspectos quedan supeditados a él.

Los demás dedos

Los dedos de la mano reciben en quirología nombres alegóricos que los identifican con antiguos dioses y también con el Zodíaco. Así, el pulgar es el dedo de Venus, el índice el dedo de Júpiter, el medio el dedo de Saturno, el anular el dedo de Apolo o del Sol, y el meñique el dedo de Mercurio. Estos nombres, evidentemente, tienen que ver con su simbología, aunque en gran parte se trate de una simbología esotérica e iniciática; muchos quirománticos utilizan estos nombres solamente para dar mayor belleza y espectacularidad a su vocabulario. El dedo índice es aquel con el que señalamos, y de ahí su nombre; se conoce también como el dedo de Júpiter. Se le atribuyen las características de las altas dignidades, los sentimientos religiosos, la ambición. Está fuertemente ligado al pulgar, no sólo por su inmediatez, y las características de este pueden hacer cambiar su significado. Si el índice es largo, señala dominación, orgullo, ambición reprimida; si es corto, ambición violenta y desenfrenada; si es grueso, ambición hacia los apetitos materiales; si es delgado, incapacidad de realizar los deseos; si su punta es cónica y el dedo carece de nudos, una gran capacidad de adaptación; si tiene nudos, problemas en realizar esa adaptación. Médicamente, ofrece valiosas informaciones sobre el hígado, el bazo y las dolencias reumáticas. El dedo medio es el dedo más largo de la mano y el que ocupa la posición central, y de ahí su nombre; se le conoce también como el dedo de Saturno. Por su posición, se le considera como el dedo del equilibrio entre la introversión y la extroversión, entre el conciente y el subconsciente. Si es largo, señala tendencia hacia lo científico, capacidad de análisis; si es corto, una mente superficial; si es grueso, tendencia a lo práctico y materialista; si es delgado, a la incredulidad y al sufrimiento; si es liso, espontaneidad e inspiración; si es nudoso, meticulosidad y tendencia a lo práctico; si se inclina hacia el anular, tendencia hacia el arte y la artesanía; si lo hace hacia el índice, realismo, con un toque idealista. Médicamente, ofrece valiosas informaciones sobre los intestinos. El dedo anular recibe este nombre porque es el dedo donde normalmente se llevan los anillos; se le conoce también como el dedo de Apolo o del Sol. Expresa las capacidades creativas, la inspiración hacia lo bello, la espontaneidad, el idealismo. Si está bien formado y encaja armónicamente con el resto de la mano, señala solidez emotiva; si es largo, energía, voluntad y espíritu observador; si es corto, tendencia a la vulgaridad; si además de corto es grueso, tendencia a la autocompasión; si es liso, inspiración artística; si es nudoso, orden y método; si tiende a inclinarse hacia el dedo medio, dificultades entre lo que se desea y el sentido del deber; si lo hace hacia el meñique, una motivación monetaria en las inclinaciones artísticas. Médicamente, ofrece valiosas informaciones sobre los trastornos cardíacos. El dedo meñique, finalmente, es el más pequeño de la mano, y de ahí su nombre; aunque su longitud es normalmente la misma que el pulgar, es mucho más delgado, y por supuesto carece de su movilidad; se le conoce también como el dedo de Mercurio. Quirológicamente es el segundo dedo más importante después del pulgar, pese a su aparente insignificancia. Expresa todas las relaciones emotivas no cubiertas por el anular: las relaciones con los demás, las relaciones familiares, y sobre todo las relaciones sexuales. Si es largo, tiende a replegarse sobre sí mismo, y eso mismo es lo que indica con respecto a la persona, que se retrae en sí misma y desarrolla a menudo un amor hacia el estudio y la investigación; si es corto, señala poco sentido práctico, carencia de voluntad, necesidad de apoyarse en otra persona; si es grueso, vulgaridad con tendencias a la mentira; si es liso, espíritu científico y racional; si tiende a inclinarse hacia el dedo anular, susceptibilidad, propensión a decir pequeñas mentiras; si además es nudoso, esas mentiras pueden ser auténticos engaños; si la tendencia es a inclinarse hacia el otro lado, separándose del resto de la mano, problemas de clara naturaleza sexual. Médicamente ofrece valiosas informaciones sobre los riñones, la vejiga y el aparato reproductor.

Las uñas

El remate de nuestras manos lo constituyen las uñas, esas superficies córneas a las que no damos mayor importancia que la periódica molestia de tener que recortarlas. Se calcula que las uñas tardan en renovarse totalmente de 100 a 150 días, variando según los distintos dedos y, evidentemente, según la naturaleza de cada persona. Quirológicamente, pueden aportar datos importantes al estudio general de la mano

 

 

 

 

siguiente



TAROT
 
GAVINETE
 
tarot y videncia
 
sms tarot
feng shui
 
horoscopo